viernes, 2 de marzo de 2012

Blancos bichos trasparentes


Mientras escribo estas líneas descubro unos diminutos bichos transparentes caminando por la pared. Blancos, con patas y antenas. Uno, dos… Cinco. Más de los que puedo matar con mi dedo. El estado de la habitación es deplorable. Ya olvidé como olía este rincón hace más de 20 años. Dicen que si uno permanece mucho tiempo en un lugar, pasa a ser parte del mismo. Espero que eso no me suceda a mí. Me imagino parado con bichos diminutos y transparentes caminando sobre toda mi integridad. En la radio, una voz pregunta: “… A qué hora llega el fin del mundo?”. El fin del mundo ya llegó. Nos consume lentamente. Nos arrastra al fondo de nuestro ser. El fin del mundo está arrasando Buenos Aires y yo sin mujer, entre cuatro paredes húmedas y a seis horas de diferencia de Europa …

No hay comentarios:

Publicar un comentario